COMO SI FUERAN DE PAPEL:

Vientos huracanados: volaron techos y murieron miles de pollos

El fenómeno se registró en la zona de Río Cuarto, Coronel Moldes, Sampacho y Villa Valeria; hubo ráfagas de hasta 150 kilómetros por hora
martes, 21 de diciembre de 2021 · 17:36

CÓRDOBA.- Una tormenta con vientos huracanados provocó fuertes destrozos anoche en el sur de Córdoba. Afectó a la zona de Río Cuarto, Coronel Moldes, Sampacho y Villa Valeria, donde hubo voladuras de techos, caída de árboles y cortes de luz. Las ráfagas alcanzaron hasta 150 kilómetros por hora.

Hugo Príncipe, productor de la zona de San Ambrosio -cerca de Río Cuarto- contó a LA NACION que cerca de las 22 ingresó el frente de tormenta provocando “cuantiosos daños” en galpones y tendidos eléctricos. Los equipos del colegio Salesiano -una escuela agrotécnica que también registró roturas en su infraestructura- midieron vientos de “hasta 150 kilómetros por hora”.

Otro de los galpones que sufrió el impacto del temporal

Relató que los mayores daños se produjeron en el criadero de pollos BRF -exAvex-, donde los vientos “arrasaron” con los techos de varios galpones, aunque no había prácticamente producción ya que habían realizado las ventas hace unos días.

“Las ráfagas también voltearon silos grandes; el 70% de la infraestructura de la zona está dañada”, sintetizó. En su caso en particular perdió la soja que tenía sembrada. “Hay tiempo para resembrar, ahora lo más importante es recuperar las casas, las construcciones -agregó-. Nos reuniremos los productores afectados para ver qué se puede hacer, cómo nos podemos levantar”.

No hay que lamentar personas heridas. “El panorama es desolador en el pueblo”, insistió Príncipe y ratificó: “No queda otra que levantarse; lo único que importa es la vida de una persona. Por el resto tenemos brazos para levantar todo”.

Una casilla rural voló sobre un tractor

Los Bomberos de Las Higueras intervinieron en varios puntos, en especial sobre la ruta nacional 8 y aseguraron que lo más complicado fue en la exAvex, donde hubo gente que se autoevacuó de dos viviendas. Sólo en algunas localidades hubo granizo, el mayor problema fueron los fortísimos vientos. En los campos queda poco trigo sin levantar. Hay maíz de primera que sí tiene un tamaño importante, pero los lotes de ellos son menos.

Por Gabriela Origlia para La Nación

 

Valorar noticia

Comentarios