VISTO EN FACEBOOK:

La Profesora Adriana Trombetta y su día de furia en la cola del Banco Provincia de Carlos Casares

(Del muro de Adriana Trombetta)
martes, 12 de enero de 2021 · 09:26

Hoy 12:35 Hs en Banco Provincia tres filas (a la izquierda cajeros desde donde tome la foto; al centro los clientes con turno web; a la derecha quienes debían utilizar las terminales del interior que no se ven porque estaban sobre Av. San Martín). Cuando accedo a mi turno eran 12:51 Hs. Escucho entre asombrada y atónita que la oficial de policía le dice a un señor muy mayor que NADIE lo puede ayudar para cobrar por cajero porque hay solo 3 empleados. El Señor extremadamente educado le dice que es la tercera vez que regresa en la mañana y le solicita ingresar al sector de cajas. La oficial; con tono muy bajo, le dice que no puede, porque tiene orden de no dejar ingresar más gente porque ya cierran. En el mismo momento se presentan dos colegas míos y uno muy "suelto de cuerpo" le dice que no tiene turno web pero que a él lo autorizan a entrar los chicos (nombra a un servil genuflexo y pasa); por detrás otra docente de la rama "del derecho" arrepentido le dice que no tiene turno pero que la llamo el gerente porque su hijo viaja hoy. Yo incrementaba mi furia  y esperaba (después de haber hecho la cola 1) ingresar a transferir a la terminal interior ,pero no, la agente  jovencita me envió a hacer la cola 3 y obviamente se agotaba el tiempo. Solicito el LIBRO DE QUEJAS  enervada de modo tal que salgo afuera y digo quién firmaría si presento una queja por la "eterna"bicicleta de los vivos y la gilada abajo esperando al sol y obviamente la gente confirmó que quería firmar. Subo los pocos escalones que separan el edificio de la vereda y la mujer policía (me negó los datos) había llamado al señor que "baja el pulgar a gusto" y el muy caradura me dijo que ingrese y me tranquilice (yo firmé en mi meta esperaba el libro de quejas pero en el "entretanto "me dirigieron al sector de terminales e hice el trámite). Eran 12:55 Hs. supongo y me acerco OTRA VEZ PARA ACCEDER AL LIBRO DE QUEJAS porque en él mientras tanto una joven mujer pedía poder cobrar sus asignaciones y otra necesitaba hacer un depósito que no sabía de qué modo se realizaba: a ambas las mando afuera la señorita policía, pero a mí me condujeron ante un jerárquico ("ponele") que me dijo en tono de varón (podía advertir el caldo en su interior) -cuál era mi problema que gritaba así y de qué me quería quejar si ya me iba con todo hecho- Dijo claramente que NO existe LIBRO DE QUEJAS NI OTRO MEDIO PARA ASENTAR ALGO QUE NO ESTA PASANDO y ....ya que estaba...¡el subalterno dijo que lo traté mal! O sea: ¡había que sacar a la loca y evitar que se EVIDENCIE que a 30 minutos de cerrar el Banco; por ejemplo; una empleada cruzo y volvió del supermercado Día con pelones y agua saborizada ante las narices de los más de 40 rehenes que nos hacinábamos al sol! Relato final: "me mandan a buscar a los ciudadanos que pretendía que fueran atendidos por derecho y ya no estaban porque la logística funciona rápido cuando hay que cubrirse el hoyo en estos círculos de vicio eterno (donde existen excepciones grandiosas ante las que me inclino por su capacidad de gestión y excelencia en atención y humanidad como la Sra. María Luján Roca; Paola Saade; Pablo Sánchez y Juan. En cambio la llave de la soberbia y la inutilidad absoluta que abre todas las puertas es innombrable e incalificable porque va desde la presencia hasta los gestos el combo de la ególatra, y ya no estaban! jaaaaa.

El "varón de voz toruna tuvo el tupé de asomarse a la puerta y decirme: -adiós señora que tenga un buen día- con su sonrisa de pasquín barato (es eso exactamente) y honestamente confieso que a viva voz lo mande: "a la concha de su madre" sin ningún tapujo.

Lamento "romperle el perfil de educadora a quienes me escucharon pero soy una mujer visceral y me hago cargo de cada paso y dicho que género". ¡El exabrupto y la desinteligencia devienen cuando te descalifican OFENDIENDO tu inteligencia y humillando tu sentido común!

¡Lograré que "aparezca" un libro de quejas porque en todas las instituciones estatales existen, y si así fuere, y me lo negaron, lo sabré en pocas horas, pero NO ES POSIBLE QUE el ESTADO SIGA ABSORBIENDO INÚTILES Y ENCIMA LOS HEREDEMOS GENERACIÓN TRAS GENERACIÓN!...

¡Para propios y ajenos aprendamos a hacernos respetar que en los bancos existen EMPLEADOS (que pagamos todos los ciudadanos) no EMPRESARIOS  que pueden decidir "a dedo" a quién atender y a quién no!

129
3

Comentarios