POR LORENA MARIANA CERVELLINI:

Que la Navidad no se manche

Frena Respirá: Volvamos a poner las cosas en perspectiva.
viernes, 24 de diciembre de 2021 · 12:48

Crecimos pensando que las fiestas eran uno de los mejores momentos del año. Verano, vacaciones, primos que vienen de visita o un viaje a visitar abuelos y por supuesto: Regalos! Si, en nuestra niñez (y espero que en la niñez de los chicos de ahora) las fiestas brillaban tanto como nuestro arbolito.

En la adolescencia la cosa no empalidecía, el boliche en las fiestas estallaba con la vuelta de los que se habían ido a estudiar. Abrían las piletas y las heladerías y florecían romances de verano que parecían eternos.

Pero en algún momento ese brillo se pierde y las fiestas comienzan a ser uno de los momentos más difíciles del año. Entre sillas vacías de los que nos dejaron, el estrés de decenas de compromisos que seguimos aceptando año tras año, coordinar con tu familia (y la de tu pareja!) y se viene el verano pero no llegaste con la dieta y a todo el gasto de la comilona tenes que sumarle los regalos de hijos, sobrinos, ahijados… A cuanto se fue el champagne? No hay aguinaldo que alcance! y encima la pandemia... la pandemia. los vacunados o  no, la nueva ola... y el año que se va con personas extrañables que todos, en mas o menos, hemos perdido.

Frená. Respirá

Volvamos a poner las cosas en perspectiva.

1 – Se amable con vos mism@

Con todo el cansancio del año encima se nos ocurre hacer un balance en diciembre. Fue un año difícil para todos, especialmente a nivel económico. Pero eso es todo lo que pasa en tu vida?  Tomá perspectiva. Cómo está tu relación con tus seres más queridos?  Quizás no terminaste un proyecto pero tu energía alimentó el proyecto de alguien más. Quizás los números están en rojo, pero realmente te falta algo?  Es algo que necesitas o solo algo que deseas?

A veces nos planteamos objetivos poco realistas o ponemos el foco en lo accesorio. No te compares con los demás, medite contra vos mismo que es más justo.

Si aun así seguís sintiendo que fallaste tómalo como una experiencia de aprendizaje. Qué podes cambiar para que en 2022 si funcione?  Qué podes sacar de tu mochila para andar más liviano?  Podes pedir ayuda?  Podes hablarlo con alguien? Siempre hay tiempo para cambiar el rumbo, no seas tan dur@ con vos, seguro hiciste lo que estaba a tu alcance.

2 – Regalos con amor y no con la tarjeta

2021 no fue nada simpático con nuestras finanzas pero todos queremos un regalo en el arbolito. Una buena alternativa es que cada uno en la familia compre 1 regalo para otro familiar, así todos reciben algo y solo se gasta en un buen regalo. Algo así como el amigo invisible, idealmente con un presupuesto al que todos puedan acceder.

Cuando digo un buen regalo no quiero decir un regalo caro, sino algo significativo. Tomate tu tiempo, puede ser algo que necesite o algo que sepas que le va a dar alegría. Algo que diga que lo conoces y que te importa. Quizás incluso algo tuyo que sabes que al otro le gusta, como un libro o ese coleccionable que de chico amabas pero ahora junta polvo en la repisa.

Regalar tu tiempo también está bueno. Cocina galletitas y anda a visitar a alguien que hace mucho que no ves. Especialmente si tenes gente mayor en tu familia. Podes incluir a los chicos tanto en la cocina como en las visitas. Tu presencia es un regalo para quienes te quieren!

3 – Recordar y Celebrar

Las fiestas suelen ser un recordatorio duro de aquellos que ya no están con nosotros. Soltá algunas lágrimas si te alivia pero después conecta con lo bueno. No dejes que la melancolía opaque los buenos recuerdos. Aprovecha la reunión familiar para contar anécdotas de buenas épocas, es una oportunidad increíble para que los más chicos sepan de sus raíces.

Hay algún plato tradicional de tu familia? Algún sabor que recuerdes de tu infancia? Quizás un mantel que heredaste de una abuela? O un adornito especial para el arbolito? Llévalo a la mesa. Traelo al presente y a la celebración.

Todos los que pasaron antes dejaron una marca en quienes somos, recordemos y honremos no atando su recuerdo a la tristeza.

4 – Agradece!

Entre tantas corridas y pendientes, entre compromisos y el cansancio acumulado tomate un momento para agradecer. Que el árbol no tape el bosque. Agradezcamos por la salud, por nuestra familia, nuestras mascotas, amigos y vecinos. Por lo tilos florecidos y los eucaliptos añejos que nos dan sombra. Por lo que sea que te saca una sonrisa y te haga sentir en casa.

BONUS TRACK:

Dale un cierre al año y prepárate para arrancar el 2022 ATR!

Tomate un ratito para vos y anota en un papel todo lo que queres dejar en 2021. Algún enojo? Un mal hábito? Algo que consideras que ha cerrado su ciclo? En otro papelito anótate todo lo que queres llevarte a 2022 o lo que esperas que llegue. Hacelo de forma consiente no es cuestión de pedir por pedir. La noche del 31 acercate a la parrilla y quemá el papelito de 2021. Guarda el de 2022 en algún lugar con buena energía: Una vela blanca, una foto que te traiga buenos recuerdos o una piedra que tengas por ahí.

Que tengas muy felices fiestas!

Texto publicado en 2018 y adaptado para 2021

Comentarios