CHIVILCOY:

Una mujer y sus pequeños hijos fueron atacados a pedradas

El hecho ocurrió en la madrugada de hoy. Uno de sus hijos recibió una herida en uno de sus ojos.
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 18:50

Una familia denunció haber sido atacada a pedradas, presumiblemente con fines de robo, en la intersección de las avenidas Urquiza y Gato y Mancha y uno de sus hijos pequeños fue herido en un ojo.

De hecho, en la pedrada, sufrió también daños en su ventana de vidrio un corralón que está en el lugar donde sufrió el ataque la familia. El relato de los hechos Soledad Rivero relató al diario LA RAZÓN, el terrible drama que les tocó vivir: “Regresábamos de la casa de mi hermano. Se hizo cerca de las 2 de la mañana, nunca solemos venir tan tarde. Yo conducía y el nene venía en la butaca de atrás y la más chiquita conmigo al lado”. “Circulando por Urquiza, antes de llegar a la intersección de Urquiza con Gato y Mancha, justo al pasar por un local comercio escucho una primera explosión. El nene me dice ‘mami son tiros, nos disparan’. Le dije que se agachara y escuchamos una segunda explosión. El nene se viene para el lado de adelante ya con las heridas en la cara, porque el primer piedrazo le dio cerca de la cara. Las pedradas vinieron del lado izquierdo de la avenida, no vi a nadie. Fue todo muy rápido, no sabía si se había caído una farola”. “Hasta ese momento creíamos que eran balas, pero eran piedrazos. Atiné a acelerar lo más que pude, pasé la avenida y ahora que lo pienso, me da escalofríos. Llegué a mi casa y lo primero que hago es bajar a los chicos, ni siquiera miré el auto, no vi si eran piedras o balas con lo que nos habían tirado”. Soledad manifestó que al ingresar a la casa, cierra con llave y empezó a revisar al pequeño herido. “Vi que en el cuerpo no tenía nada y en la cabeza tenía muchos vidrios y un derrame producido por un vidrio en el interior del ojo. Desperté a mi marido y al rato salimos a ver el auto y vimos los vidrios del lado izquierdo que estaban todos estallados”. Manifestó que no es la primera vez que ocurren hechos de inseguridad en el barrio. “Antes había más controles. A veces se escuchan disparos y no se sabe de dónde vienen” y agregó que en la confluencia de las avenidas había una cámara de seguridad, “pero no sé si funciona, los vecinos dicen que la estuvieron arreglando en esta semana”. Al Hospital y denuncia en la Comisaría Tras los incidentes, la familia fue al Hospital Municipal para que revisen al niño y posteriormente fueron a la Comisaría 1ª. “Le retiraron a mi hijo esquirlas de vidrio. Le hicieron un lavado y me dijeron que lo viera un oculista. Tiene una herida profunda, pero no en una parte vital de la vista, así que es poco probable que le queden secuelas”.

Luego indicó que “dicen que son gente del mismo barrio, los vecinos saben quiénes son los que andan molestando. Hay muchos menores de edad que andan haciendo desastres y no se puede hacer nada, pero alguien tiene que hacerse cargo”.

Comentarios